Slide 1

 

logo cursoh2

 

 Curso Presencial y Online sobre Hidrógeno y Pilas de Combustible.

posicionamiento_tienda_online.jpg

Tienda Online de Hidrógeno y Pilas de Combustible

Usos del Hidrógeno

Usos y aplicaciones

El hidrógeno y las pilas de combustible pueden adaptarse a y aplicaciones muy diversos, tanto para aplicaciones estacionarias como para aplicaciones portátiles o de transporte.

El hidrógeno como vector energético brinda la opción de almacenar energía a gran escala, lo que en aplicaciones estacionarias podría traducirse en una evolución hacia un nuevo concepto de gestión de redes eléctricas, en las que los flujos energéticos podrían ser multidireccionales y la generación renovable poco predecible no supondría mayores impedimentos. Previsiblemente, estas aplicaciones estacionarias masivas sean el primer nicho de mercado de las pilas de combustible de alta temperatura, pesadas y con grandes inercias pero con mayor flexibilidad de combustible, vida útil más larga y mejores eficiencias. Aplicaciones estacionarias más pequeñas y de activación rápida son ya comerciales, utilizando sobre todo pilas PEM y orientadas a actuar como generadores de potencia de emergencia en momentos en los que falla el suministro principal.

Entre las aplicaciones al transporte, es de esperar que el boom esté liderado por las grandes compañias automovilísticas, que ya han realizado enormes inversiones que difícilmente van a dejar caer así como así. El coche eléctrico con pila de combustible es una aplicación bastante avanzada tecnicamente, que solo espera una disminución de costes y el despliegue de las redes de suministro. Para ilustrar las ventajas del vehículo de pila de combustible, resulta muy útil estudiar el caso presente de las carretillas elevadores de pila de combustible  de hidrógeno frente a sus equivalentes eléctricas. Aún resultando significativamente más caras, son un éxito comercial indiscutible: gracias a su autonomía, su potencia constante y sus recargas en pocos minutos, los usuarios estiman que su productividad puede fácilmente doblar la de sus competidoras de baterías, a la vez que liberan valisos metros cuadrados detro de los almacenes.

Otras aplicaciones tremendamente interesantes son las portátiles, orientadas a pequeños dispositivos eléctricos, cada vez más abundantes a nuestro alrededor. Los consumos de los modernos smartphones, por ejemplo, ya superan las posibilidades de sus baterías, obligandonos a cargar el teléfono cada día. Los fabricantes de estos y otros dispositivos van también tomando conciencia de las posibilidades de la pila de combustible y la consideran seriamente en sus estrategias comerciales, como se comprueba en los diseños y patentes que son ya de acceso público. Estas aplicaciones se basan en pilas tipo DMFC y tipo PEM, ya sea con almacenamientos en cartuchos desechables o recargables.

 

 

Bibliografía relacionada en castellano:

 

Bibliografía relacionada en inglés:

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Ver política